Para los amantes del turismo rural y la montaña, los Picos de Europa son uno de los mejores destinos para recorrer en furgo de alquiler o en coche. Situados entre Cantabria, Asturias y León son la combinación perfecta entre espectaculares paisajes y pequeños pueblos que desprenden encanto por todos sus rincones. Así que es el destino perfecto para recorrer en camper de alquiler. O simplemente hacer una visita de fin de semana para conocer esta espectacular comarca y disfrutar de su entorno natural. ¿Por qué no aprovechar para recorrer los Picos de Europa en furgo? ¿A qué esperáis para alquilar vuestra Puzzle Campers y disfrutar de la experiencia de recorrer los Picos de Europa sobre ruedas?

A tener en cuenta

Antes de empezar a planificar vuestra escapada por los Picos de Europa en furgo es conveniente organizar la ruta. Qué queréis visitar, qué actividades os apetece realizar y cuánto tiempo dedicaréis a cada cosa. De esta forma, si vais con poco tiempo podréis visitar aquello en lo que estáis interesados. El otoño puede ser una buena época para visitar la comarca de los Picos de Europa. Eso sí, no olvidéis que la mayoría de los pueblos están a cierta altitud. No está de más que metáis alguna manta para abrigaros por la noche. Así que es imprescindible llevar ropa de abrigo. Esto no puede faltar si, además, vais a realizar alguna ruta. Tampoco puede faltar en vuestro equipaje un buen mapa de rutas de los Picos de Europa. Sobre todo si no conocéis demasiado la zona. ¡Ah! No olvidéis avisar a familiares y a amigos si vais a hacer una ruta.

Cangas de Onís

Cangas de Onís es una de las puertas de entrada al Parque Nacional de los Picos de Europa. No podéis recorrer los Picos de Europa en furgo sin visitar Cangas, uno de los pueblos más turísticos del Principado. En esta bonita localidad podéis aparcar la furgo en el parking que hay al lado de la estación de autobuses y dar un paseo por sus calles. Encontraréis un montón de tiendas con comida típica de la zona así que puede ser un buen momento de llenar la despensa de la furgo. En el parking hay plazas reservadas para autocaravanas así que podréis pasar la noche allí. Si visitáis Cangas de Onís de domingo, no dejéis de pasear por el mercado semanal en el que encontraréis una gran variedad de quesos típicos de la zona. No podéis iros de aquí sin visitar el famoso Puente Romano situado encima del río Sella, ¡es el momento de sacar la cámara de fotos!

Lagos de Covadonga

Una visita a los lagos de Covadonga si vais a recorrer los Picos de Europa en furgo es algo imprescindible. Eso sí, tened en cuenta que en temporada alta solo se puede acceder a los lagos en autobús. Así que no está de más que lo comprobéis antes de ir. De camino a los lagos, podéis hacer una parada en el Santuario de Covadonga. Este templo está excavado en una cueva en la que se encuentra Santina y el enclave es espectacular. Merece una breve visita antes de continuar hasta los lagos. A 1.000 metros de altitud os esperan los lagos Enol, Ercina y Bricial. Si tenéis suerte y hace buen día disfrutaréis de una vista espectacular. No olvidéis llevar ropa de abrigo, la echaréis de menos si no la lleváis ya que la altitud es considerable. Podéis aprovechar la visita para realizar alguna ruta. Ropa de abrigo, calzado cómodo y un buen mapa se hacen imprescindibles.

 Bulnes

Para visitar Bulnes debéis dejar aparcada vuestra camper de alquiler ya que no tiene carretera de acceso. Solo hay dos formas de acceder a la pequeña localidad. Caminado desde Poncebos por un sendero tallado en la roca. En invierno queda oculto bajo la nieve pero es un trayecto entretenido y no muy difícil de recorrer. Otra forma de llegar es mediante el famoso funicular. En pocos minutos os llevará al único pueblo de Asturias al que no se puede acceder por carretera. Bulnes merece una visita, en esta localidad en la que el tiempo parece haberse detenido se respira calma y tranquilidad. Encontraréis un buen número de preciosas casas asturianas. Pero con apenas una decena de vecinos no os faltará un lugar donde comer una buena fabada y alojamiento donde pasar la noche. Aprovechad el día para descansar y relajaros en un entorno único antes de continuar el recorrido por los Picos de Europa en furgo.

 Naranjo de Bulnes

También conocido como Picu Urriellu, es una de las rutas más célebres para los amantes de la escalada. Si es vuestro caso y vais a visitar los Picos de Europa en furgo, estaréis encantados de poder acceder a uno de los templos mundiales del alpinismo. En la Puzzle Campers M tendréis espacio de sobra para guardar todo vuestro equipo de escalada. Y es que, la única forma de llegar a la cima del Urriellu es mediante la escalada. Aunque siempre podéis hacer una ruta para llegar a la base y pasar la noche en el refugio. Pero debéis tener en cuenta de que no demasiado sencilla así que debéis llevar ropa y calzado adecuados. No olvidéis estudiar bien la ruta antes de poneros en marcha y avisar a vuestros familiares. Contemplar el Urriellu aunque sea desde su base es una experiencia única.

Ruta del Cares

Si no sois expertos en la montaña pero queréis disfrutar de una bonita ruta durante vuestro viaje por los Picos de Europa en furgo podéis recorrer la ruta del Cares. Una espectacular ruta a través de un desfiladero que sigue el río Cares. Solo necesitáis calzado y ropa adecuada y…¡ganas de caminar! La ruta completa son nada menos que 12 kilómetros hasta llegar a la localidad de

Caín, en León. Aunque si no queréis caminar tanto o no disponéis de mucho tiempo siempre podéis hacer solo un tramo. Para recorrer esta ruta podéis ir con vuestra furgo hasta Puente Poncebos para dejar la camper en los aparcamientos que encontraréis y allí empezar a caminar. A la vuelta podéis reponer fuerzas y disfrutar de un buen cachopo en el Restaurante Urogallo. Al final del día habréis disfrutado de un entorno único, ¡merece la pena recorrer tantos kilómetros para poder disfrutar del paisaje!

Potes

Para continuar el recorrido por los Picos de Europa en furgo podéis dirigiros a Potes, ya en la provincia de Cantabria. Llegar aquí desde Arenas de Cabrales os llevará algo más de una hora. Potes es un pueblo con muchísimo encanto. Aunque es la localidad más grande de la zona, su tamaño es reducido así que os recomendamos que aparquéis la furgo y deis un paseo por el centro recorriendo sus calles y rincones de otra época. En Potes podéis disfrutar del cocido típico de la zona, el cocido lebaniego. Eso sí, más vale que lleguéis con hambre a la mesa porque es un plato contundente. Antes de retomar la ruta y para bajar la comida, podéis visitar la Torre del Infantado. Una de las construcciones más importantes de la zona de Liébana. Por supuesto, debéis visitar también el bonito puente medieval que se encuentra en el centro de Potes.

Fuente Dé

Recorriendo 22 kilómetros por la carretera CA-185 con vuestra camper de alquiler llegaréis a la pequeña localidad de Fuente Dé, ya en el interior del Parque Nacional de los Picos de Europa. Aquí se encuentra el conocido teleférico de Fuente Dé que sube a más de 1800 metros de altura en un recorrido de casi dos kilómetros de ascenso. Es una actividad no apta para personas con vértigo. Aunque si tenéis oportunidad en vuestro viaje por los Picos de Europa en furgo, merece la pena subir al teleférico. Llega al mirador del Cable desde donde se aprecian unas vistas increíbles si hace buen tiempo. El mirador es el punto de salida de muchas rutas de senderismo de alta montaña, como la ruta de los Puertos de Áliva. A lo largo del recorrido podréis disfrutar del paisaje de alta montaña y de los bosques de hayas y robles que se encuentran en el tramo final de la ruta.

En definitiva…

Asturias ofrece una gran cantidad de rincones que merece la pena visitar en furgo y para muestra un botón. Sin duda, recorrer los Picos de Europa en furgo es algo que debe estar en la lista de cosas por hacer de cualquier viajero. Disfrutar de unos paisajes increíbles y degustar una gastronomía aún mejor es posible si viajas en camper de alquiler por la zona. Viajar en furgo permite estar en contacto con la naturaleza en todo momento. Es una forma de viajar que permite desconectar y apreciar la tranquilidad de los pequeños pueblos que encontraréis a lo largo de todo el trayecto. Practicar vuestro deporte favorito como la escalada o senderismo y respirar el aire puro de los Picos de Europa os ayudará a recargar pilas para retomar la rutina con más fuerza. No olvidéis disfrutar de cada kilómetro y cada rincón, son casi más importantes que el destino.

Imágenes vía www.turismoasturias.com