Seguro que alguna vez os habéis planteado hacer alguna ruta en camper por Europa. ¡Las posibilidades son prácticamente infinitas! El límite solo lo pone el tiempo del que dispongáis para viajar. Sin duda, viajar en camper por Europa es una forma muy diferente de hacer turismo. La mayor ventaja es que en un mismo viaje podéis visitar varias ciudades en el camino, sea cual sea vuestro punto de partida. Así que, aunque el verano vaya llegando a su fin, ¿por qué no aprovechar esta época del año para recorrer Europa con Puzzle Campers?

Antes de empezar la ruta

No os aceleréis, antes de poneros en marcha es debéis tener en cuenta algunas recomendaciones para disfrutar del viaje perfecto sin que nada os lo pueda estropear. Antes de nada, debéis poner la furgo a punto: comprobad los niveles de aceite, los neumáticos, frenos… ¡Una revisión a tiempo os puede ahorrar problemas futuros cuando estéis en ruta! Si vais a viajar en camper de alquiler no tenéis de que preocuparos, nuestras furgos se ponen a punto antes de cada entrega así no tendréis que preocuparos de nada.

Puzzle Campers SSi vais a viajar por el extranjero, quizás sea interesante contratar un seguro con asistencia en carretera. No perdéis nada por echar un vistazo a los diferentes comparadores de seguros que existen y ver si alguno se adapta a vuestras necesidades. ¡Ah! Antes de empezar el viaje es conveniente echar un ojo y comprobar la cobertura del seguro que hemos contratado. No olvidéis que el objetivo es evitar cualquier disgusto al viajar en camper.

Si no os apetece perderos no olvidéis incluir en vuestro equipaje un buen navegador GPS, si no lo tenéis podéis alquilarlo junto a nuestras furgos. Con la ayuda del navegador llegaréis en un abrir y cerrar de ojos. Además muchos de ellos tienen la opción de señalizar los furgoperfectos que hay cerca de vuestra ruta. Ahora solo queda coger vuestras maletas, provisiones y disfrutar de la ruta.

 De ruta en camper hasta la capital lusa

Si vuestro viaje en camper comienza en Oviedo, cerca de donde se encuentra nuestra base norte, debéis dirigíos hacia el Puerto de Pajares. Bien por la autovía o bien por la carretera nacional el paisaje es increíble. Vuestra primera parada puede ser la ciudad León, presidida por su catedral de estilo gótico. Si no habéis madrugado, y el estómago empieza a rugir siempre podéis disfrutar de un cocido maragato típico de la zona de Astorga.

Antes de poner rumbo a Portugal, puede ser buena idea hacer una parada en el lago de Sanabria, ¿sabíais que es lago más grande de origen glacial de la Península? Se ubica en un entorno muy acogedor así que seguro que os apetece hacer una parada y disfrutar del bonito entorno que rodea el lago. Tras la pausa, podéis seguir vuestra ruta en camper hacia el país vecino.

Ya en Portugal

LisboaUna vez entréis en Portugal, podéis dirigiros hacia Braga, un ciudad llena de historia que merece la pena visitar en camper. ¡Aprovechad para disfrutar de su famoso bacalao! Muy cerca de esta localidad, a solo 55 kilómetros está Oporto. ¿Cómo no aprovechar el viaje para hacer una parada aquí? Dadle una tregua a vuestra camper de alquiler y aprovechad para perderos en sus empinadas calles. La oferta de restaurantes es amplia así que encontrar donde disfrutar de la gastronomía y su famoso vino no será muy difícil. Eso si, ojo con el alcohol al volante.

La siguiente parada antes de llegar a vuestro destino final puede ser Coimbra, una ciudad repleta de historia. Su universidad es la más antigua de Europa y en 2013 fue declarada Patrimonio de la Humanidad. Recorred sus calles y perderos por sus rincones, ¡merece la pena perder un día en esta bonita ciudad! Para acabar, poned rumbo a hacia Lisboa. Vuestro destino final está situado en el delta del río Tajo. Seguro que después del largo viaje en camper os apetece disfrutar de la capital lusa a vuestro aire y sin prisa. ¡Aprovechad! Perdeos por sus históricos barrios. Quizá también os apetezca hacer una parada en el famoso Café a Brasileira. No abandonéis la ciudad sin cruzar en camper de orilla a orilla por el emblemático puente.

Hacia la Bretaña francesa, el Mont Saint Michel

Otro país imprescindible para visitar en camper es Francia. El país galo está repleto de campings y parkings así que el viaja se os hará más fácil que de costumbre. Si habéis cogido la furgo en nuestra base norte, vuestra primera parada tiene que ser San Sebastián. Os aseguramos que merece la pena hacer vuestra primera parada aquí. ¿Por qué no disfrutar de unos pintxos por la zona antigua? Cerca de la universidad hay un parking AC, el bus urbano y el carril bici llegan hasta allí. Más fácil imposible.

A 50 kilómetros de San Sebastián, se encuentra Biarritz, lugar de moda de veraneo. No dejéis de hacer una parada aquí, si queréis descansar encontraréis un parking de AC a las afueras de la ciudad. Así que no olvidéis meter las bicis en la furgo, moveros así será mucho más fácil. Si sois amantes del surf, en Biarritz y alrededores encontraréis un montón de playas para practicar vuestro deporte favorito. Si queréis practicar surf dirigíos al norte, en Capbreton, Soorts-Hossegor, Messanges encontraréis un montón de gente que, como vosotros, busca surfear la ola perfecta. Además, cualquiera de estos pueblos es perfecto para disfrutar de los riquísimos mejillones con patatas fritas. Los de Le Touring Café, en Hossegor, están para chuparse los dedos.

Cerca de la Bretaña

Continuad vuestra ruta en camper por Europa rumbo a Arcachón, esta villa, famosa por sus ostras, se encuentra a tan solo una hora de Burdeos. Está muy cerca de la duna de Pilat, una enorme duna de más de 100 metros ubicada al sur de la localidad. Desde la cima, disfrutaréis de unas vistas increíbles antes de continuar vuestro viaje en camper. Continuad hasta La Rochelle, podéis llegar en ferry a través de Le Verdon-sur-Mer o bordear el inmenso Garona por Burdeos. La Rochelle es una ciudad llena de historia como resultado de las diversas culturas que confluyeron en la ciudad. Fue un importante puerto marítimo y eso se refleja en todos sus rincones.

Son 137 los kilómetros que separan La Rochelle de la ciudad de nacimiento de Julio Verne, Nantes. Esta ciudad le rinde homenaje en muchos de sus rincones. El enorme elefante mecánico que habita en la ciudad os sorprenderá. Además, si os gusta el arte contemporáneo, estáis en la ciudad correcta, Nantes está plagada de originales muestras de arte. Volver a poneros en marcha a bordo de vuestra camper hasta llegar a Rennes y dirigiós hacia el Mont Saint Michel, una pequeña isla en el río Couesnon. A pesar de ser uno de los lugares más turísticos de Normandía y de toda Francia, debéis visitarlo al menos una vez en la vida. El Mont Saint Michel es parte del Patrimonio de la Humanidad desde 1979. Merece la pena hacer esta ruta en camper por un país para muchos conocidos como el paraíso de las camper y autocaravanas.

 En camper hacia la ciudad de los enamorados, Verona

Hacer una ruta en camper por Europa y viajar hasta la bella Italia en camper de alquiler es algo que no debe faltar en vuestra listas de cosas que debéis hacer antes de morir. Es un viaje largo pero merece mucho la pena. Conduciréis con vuestra camper de alquiler hasta Bayona, ciudad que se fundó en el año 950. Es una ciudad muy turística y quizás os cueste un poco a aparcar pero seguro que encontráis qué hacer. Aprovechad para hacer una parada y dirigíos hacia Toulouse, una de las ciudades más pobladas de Francia.

En Toulouse conviven diversas culturas, por lo que la ciudad ofrece restaurantes y comercios de diversas partes del mundo. ¿Por qué no probar algún plato árabe para reponer fuerzas tras el largo viaje en camper de alquiler antes de continuar con el viaje? Descansad y poned rumbo hacia Marsella, una encantadora ciudad situada a orillas del mar Mediterráneo. No dejéis de visitar sus pintorescos barrios como L’Estaque, barrios que fue fuente de inspiración para numerosos pintores.

En la bella Italia

Italia

Ya en Italia, llegaréis a San Remo, una ciudad de costa famosa por su turismo y por su festival de la canción. Dejaos seducir por sus playas y su acogedor puerto pesquero antes de seguir hasta Génova. De nuevo estaréis ante una ciudad que forma parte del Patrimonio de la Humanidad. Esta ciudad de costa, de suaves temperaturas os invita a pasear por sus históricas calles. Un buen lugar para disfrutar de la gastronomía italiana y de los preciosos edificios históricos que forman la ciudad.

280 kilómetros y tres horas en carretera es lo que os separa de Verona. La ciudad italiana del amor está formada por bellos edificios de diferentes períodos históricos. Calles, rincones, gente… en definitiva una ciudad con mucha vida que os encantará visitar a bordo de vuestra camper de alquiler. ¡Os empaparéis del espíritu de los Capuleto y los Montesco!

Estas son solo algunas de las rutas en camper por Europa que podéis recorrer. Recordad que las posibilidades son infinitas y la libertad es una de las grandes ventajas que tiene viajar en camper. Estos tres países de muy fácil acceso desde España, merece la pena recorrer en furgo. Seguro que vosotros conocéis más rutas para hacer en camper de alquiler, ¿por qué no compartirlas con nosotros?